+ All documents
Home > Documents > Latin america

Latin america

Date post: 31-Jan-2023
Category:
Upload: itesm
View: 1 times
Download: 0 times
Share this document with a friend
37
Características distintivas de la nueva estratificación social en América latina siglo XX – XXI Todas las sociedades humanas y muchas sociedades animales exhiben alguna forma de clasificación de sus componentes. Al hacer estas clasificaciones podemos distinguir diferencias entre las capacidades o características individuales y aquellas que aluden a la posición social de las personas; también debemos diferenciar entre desigualdades que no implican orden de jerarquía y aquellas que sí lo hacen. En la sociedad encontramos diferenciación social cuando se trata de posiciones diferentes pero de nivel o jerarquía equivalente y estratificación social que se basa en la reputación o la riqueza y se expresa en un orden jerarquizado de status sociales. El concepto de estratificación es un concepto universal que tiene como común denominador la desigualdad y donde la ordenación social establece los parámetros que regirán las relaciones entre categorías de individuos considerados superiores con otras categorías definidas como inferiores. El concepto de estratificación social es también un concepto dinámico ya que cada sociedad desarrolla un modelo de estratificación compatible con sus necesidades y lo va modificando para acomodar sus nuevas realidades. Por estas razones cuando estudiamos los diferentes sistemas que las sociedades utilizan o han utilizado para determinar las posiciones relativas de sus miembros encontraremos que hay grandes variaciones en cuanto al grado de desigualdad, a los criterios que se usan para adjudicar el poder y los privilegios y a las oportunidades de cambiar de posición dentro del sistema. También encontraremos que hay muchas formas de estratificación social, entre ellas la más familiar para nosotros, el sistema de clases sociales. Evolución de la estratificación social
Transcript

Características distintivas de la nueva estratificación social en América latina siglo XX – XXI

Todas las sociedades humanas y muchas sociedades animales exhiben alguna forma de clasificación de sus componentes. Al hacer estas clasificaciones podemos distinguir  diferencias entre las capacidades o características individuales y aquellas que aluden a la posición social de las personas;también debemos diferenciar entre desigualdades que no implican orden de jerarquía y aquellas que sí lo hacen. En lasociedad encontramos diferenciación social cuando se trata deposiciones diferentes pero de nivel o jerarquía equivalentey estratificación social que se basa en la reputación o la riqueza y se expresa en un orden jerarquizado de status sociales.

El concepto de estratificación es un concepto universal que tiene como común denominador la desigualdad y donde la ordenación social establece los parámetros que regirán las relaciones entre categorías de individuos considerados superiores con otras categorías definidas como  inferiores.El concepto de estratificación social es también un concepto dinámico ya que cada sociedad  desarrolla un modelo de estratificación compatible con sus necesidades y lo va modificando para acomodar sus nuevas realidades.

Por estas razones cuando estudiamos los diferentes sistemas que las sociedades utilizan o han utilizado para determinar las posiciones relativas  de sus miembros encontraremos que hay grandes variaciones  en cuanto al grado de desigualdad, alos criterios que se usan para adjudicar el poder y los privilegios y a las oportunidades de cambiar de posición dentro del sistema. También encontraremos que hay muchas formas de estratificación social, entre ellas la más familiarpara nosotros, el sistema de clases sociales.

Evolución de la estratificación social

Aún en las sociedades más  homogéneas o menos diferenciadas encontramos que algunas posiciones tienen más prestigio que otras. Sin embargo cuando hablamos de sociedades no estratificadas oigualitarias nos referimos a sociedades dondelos criterios de diferenciación social están basados en características adscritas y universales como el sexo y la edad. La definición clásica de estas sociedades nos dice que en ellas “existen tantas posiciones de prestigio en cada grupo de edad y sexo como individuos en situación de ocuparlas” (Fried, 1960). Este modelo corresponde a las sociedades de cazadores y recolectores donde todas las personas tienen el mismo acceso a los recursos básicos para su subsistencia y donde será posible adquirir el prestigio individual de ser el mejor o la mejor cazador o recolectora ollegar a convertirse en líder,  ya sea por la destreza para descubrir los mejores nidos de iguanas o por la sabiduríaobtenida por la edad y la experiencia.

Cuando las sociedades se transforman de cazadoras y recolectoras a sociedades  productoras de alimentos a consecuencia del avance tecnológico conocido como la revolución agrícola, este cambio implica la necesidad de que las  sociedades se establezcan en forma sedentaria formando comunidades de horticultores que ocupan un territorio definido y delimitado. Al principio estas comunidades siguen siendo sociedades indiferenciadas en que el principio económico sigue siendo la reciprocidad y donde la división del trabajo está determinada principalmente por el sexo o la edad. La división del trabajo por sexos no se establece sobrelas diferencias cualitativas de cada tarea sino como estrategia cooperativa para el bienestar de la unidad social.Así encontraremos que aparte muchas de las posiciones especializadas como alfarero o losera, tejedora o tejedor, dueños o dueñas de los rebaños, chamán, meica o parte del grupo de líderes.

El crecimiento poblacional, la expansión territorial y el aumento en complejidad tecnológica van haciendo necesario que

algunas personas dediquen cada vez más cantidad de su tiempo de trabajo a tareas asociadas con el mantenimiento de la ley y el orden en la comunidad y a la redistribución de los productos. Al mismo tiempo se van desarrollando especializaciones laborales que sirven de base para un nuevo ordenamiento dentro y entre las  comunidades.

La jerarquización en rangos ordena la desigualdad de acuerdo al valor relativo asignado a cada posición; las posiciones asociadas con el gobierno y el control social ocupan los rangos privilegiados. La jefatura incluye la obligación de redistribuir equitativamente los bienes producidos y da a su incumbente la oportunidad de adquirir prestigio moral. El prestigio del rango social no está asociado al poder económico de los individuos, por el contrario la comunidadelabora mecanismos reguladores que impidan la acumulación de bienes como consecuencia de la posición social del redistribuidor. Mecanismos como el sistema de cargos cívico religiosos en mesoamérica y las regiones andinas , o elpotlatch  entre los Kwakiutles de la costa occidental de Norteamérica, o el consumo festivo de cerdos en Melanesia, llenaban de orgullo y prestigio a las familias gobernantes almismo tiempo que las empobrecían.

A medida que las comunidades de subsistencia van desarrollando tecnologías de producción  y herramientas más eficientes (rueda, carretón, arado) se hace posible  la acumulación de excedentes agrícolas y el desarrollo de productos artesanales para intercambiar con otras comunidades. Algunas sociedades optan por la  expansión territorial para acomodar el excedente de población asociado con dicha bonanza, o establecen relaciones asimétricas como en el caso de algunas tribus de pastores en África que sometían a servidumbre a  sociedades de horticultores quienesles proveían productos agrícolas y a las cuales consideraban inferiores.  

Las élites gobernantes elaboran métodos de apropiación no sólo de los bienes de consumo sino de la capacidad de trabajode grupos especializados como artesanos y sacerdotes .El control del conocimiento y  los sistemas de irrigación, la privatización de la tierra y los trabajos forzados conviertenal gobernante en el supremo receptor de bienes y servicios, ala vez que en el magnánimo dador de regalos.  La redistribución igualitaria da paso a un sistema económico dirigido a enriquecer las arcas y expandir el patrimonio de la élite gobernante estableciéndose así las bases para la sociedad estamental.  Los estamentos diferenciados de nobles y plebeyos se  asocian en la mayoría de las sociedades con elacceso diferencial a la propiedad de la tierra; en otras, conlas diferencias entre hijos o asociados de los dioses y los seres humanos comunes y corrientes. Las posiciones de prestigio se heredan, son adscritas, lo mismo que las posiciones relativas de los que no tienen nada más que su capacidad de trabajo. Por otra parte la opresión y el discrimen hacia grupos étnicos cuyas formas de subsistencia ocaracterísticas raciales son consideradas inferiores acentúanla estratificación étnica.Tanto en los imperios Romano o Incásico, como en la Europa feudal el trabajo de producir está en manos de siervos o esclavos, el control social e ideológico es dirigido por los especialistas mágico religiosos que en algunas sociedades dan sanción divina al poder político y el control coercitiva recae en un estamento militar que se encarga de suprimir por la fuerza cualquier intento de rebeldía de los menos privilegiados.  

En Europa Central la sociedad estamental asociada al feudalismo, verá acelerada  su destrucción cuando las huestesempobrecidas de los caballeros feudales retornen del Oriente donde no sólo han descubierto los placeres de la seda, las especias y los baños aromáticos, sino también han aprendido que no necesitan estar adscritos al feudo para definir su posición dentro de la sociedad.  La caída del feudalismo y lapérdida del poder económico de la nobleza la dejará reducida a una categoría de prestigio social. El auge de las ciudades y el fortalecimiento de los gremios o guildes al final del

medioevo, sentarán  las bases para el enriquecimiento de la burguesía y proveerán la materia prima para el surgimiento del proletariado y el afianzamiento de un nuevo sistema de estratificación social definido ya no sólo en el prestigio sino alrededor de la adjudicación diferencial del poder. Estavez entenderemos poder como la capacidad de control sobre losrecursos naturales y humanos, la tecnología y el capital parala producción, la manipulación y la destrucción de estos recursos y  la toma de decisiones que afectan a la sociedad.

El estudio de las clases sociales

Las clases sociales, lo mismo que cualquier o todos los aspectos de la cultura pueden ser analizadas desde un punto de vista émico o desde una perspectiva ética. Utilizando el primer punto de vista estaremos tratando de establecer y comprender las diferencias significativas para los miembros de la cultura organizada alrededor de determinado sistema de estratificación. Este enfoque se diferencia del segundo en que este último trataría de medir desde un punto de vista “objetivo” la existencia de categorías abstractas diseñadas detrás de un escritorio y producto de la tradición intelectual del o la investigador/a, en nuestro caso derivadode la cultura europea.

Encontramos así que la autodefinición de clase varía de acuerdo a la percepción que cada categoría identificadatenga de su propio grupo, y que esta definición no necesariamente concuerda con las relaciones de poder definidas por los investigadores ni tampoco con la existenciade una conciencia de clase como mecanismo integrador de cada categoría. En realidad este último criterio de definición de clase toma forma concreta sólo cuando la clase se activa y seorganiza como categoría militante: laclase obrera en las luchas revolucionarias de comienzos de este siglo; las trabajadoras de la aguja en los movimientos reivindicadores de mediados de siglo en Puerto Rico ; o las mujeres de la plaza de mayo en la lucha contra las dictadurasmilitares de fines del siglo XX en Argentina..

Las clases sociales en la sociedad de consumo

En nuestra sociedad las clases dominantes evitan el desarrollo de la identidad y cohesión entre los miembros de los grupos subordinados proveyendo oportunidades de endeudamiento, favoreciendo el consumerismo y haciendo sentirfalsas expectativas de igualdad y oportunidades. El uso de eufemismos como en la sustitución del término obrero industrial por el de empleado primero y  por el deasociado después, es un ejemplo de estas técnicas dirigidas a desorientar a los trabajadores con respecto a su posición de clase. Otra situación ocurre a diario con las oportunidades de ascenso económico que provee el trabajo a sobre tiempo. Éste produce un ingreso extra que no está adjudicado y da la posibilidad  de cambiar el automóvil  por el “maquinón” soñado. Cuando la empresa determina limitar lashoras extra, termina la pseudo bonanza. El “dealer de carro” recupera la propiedad no pagada y todo queda igual, exceptola frustración asociada con la pérdida del carro, frustraciónque muy pocos varones trabajadores pueden soportar en nuestrasociedad.

El trabajador se identifica como perteneciente a una clase media de límites  Extremadamente difusos que  incluye desde empleados de ingreso alto hasta personas que viven del bienestar público

El Sistema de Clases Sociales en América Latina

Cuando los europeos se apropian de América lo hacen sin tomaren cuenta los principios ideológicos y estructurales que organizaban los Estados imperiales teocráticos. Crean inclusive vocablos aglutinantes, en pleno menosprecio de las identidades étnicas o nacionales, a las que se asigna una posición social inferior, determinada principalmente por el

fenotipo. “El indio nace cuando Colón toma posesión de la isla Hispaniola a nombre de los Reyes católicos”.

El negro, otro concepto globalizante, lleva ventaja temporal como categoría subordinada y queda  ubicado en un status aún inferior al del indio debido a su condición de esclavo.

Estas definiciones, sumadas a las instituciones de la encomienda y las mercedes de tierra,  proveen  las bases estructurales para la adjudicación del poder en América Hispana y el surgimiento de una oligarquía terrateniente con derecho a usar el don. La  pronta aparición en el panorama político administrativo de las colonias de representantes directos de la monarquía restringe en cierta manera las aspiraciones de prestigio de estos nuevos propietarios. Algunos españoles hacen intentos de solicitar títulos de nobleza basados en el ancestro noble de sus esposas o madres indoamericanas pero estos afanes son sofocados por los decretos de abolición de los títulos de nobleza, de apariciónmuy temprana en las historias constitucionales de la mayoría de los países.

Los inmigrantes europeos, definidos como aquellos europeos nopeninsulares,  adquieren importancia demográfica y social especialmente durante  la segunda mitad del S XIX, debido a los esfuerzos de los gobiernos por  blanquear la raza como enel caso de la Cédula de Gracia decretada por la monarquía española, asustada ante la posibilidad de que el Caribe imitara el modelo libertario y negro de Haití a comienzos delSiglo, o debido a los esfuerzos diplomáticos de las repúblicas independientes para atraer inmigrantes y colonos europeos para ejercer y enseñar sus oficios  los primeros,  ypara poblar y desarrollar las regiones agrícolas los segundos. Un ejemplo de la intención selectiva de este reclutamiento lo provee el Estatuto inmigratorio del Uruguay,que a fines de Siglo, establece claramente una política selectiva excluyendo textualmente a asiáticos, africanos y

tzíngaros. (Cuando los sirios libaneses reclamaron, quedaron excluidos de la restricción los asiáticos de raza blanca) 

La tenencia de la tierra y un estilo de vida señorial se combinan para dar origen a lo que Ribeiro llama el  patronatotradicional oligárquico. A medida que avance la industrialización, esta clase se transformará en unpatronato empresarial que compartirá las posicionesprivilegiadas con el patriciadoy el estamento gerencial extranjero.

Ribeiro divide los sectores intermedios en autónomos, formados por profesionales liberales y pequeñosempresarios y dependientes, compuestos por funcionarios y empleados. En el estrato inferior se ubican las de clases subalternas: campesinado, (asalariados, parceleros y pequeñospropietarios)  y los operarios (trabajadores fabriles y de servicio) y las clases oprimidas que agrupan a los sectores marginales: trabajadores estacionales, recolectores, empleados/as domésticos/as, delincuentes, prostitutas, mendigos, etc.

Dictaduras militares en América latina siglo XX y especificando los países que la padecieron

País Dictador Periodo

Chile Augusto Pinochet 1973-1990

Uruguay Aparicio Méndez 1976-1981

Paraguay Alfredo Stroessner 1954-1989

Bolivia Hugo Banzer 1971-1978 ; 1997-2001

Perú Juan Velasco 1968-1975

Alvarado

Brasil Humberto Branco 1964-1967

ColombiaGustavo Rojas Pinilla 1953-1957

Venezuela José Antonio Páez

1830-1835; 1839-1843; 1861-1863

PanamáManuel Antonio Noriega 1983-1989

Nicaragua Anastasio Somoza 1937-1947; 1950-1956

HondurasTiburcio Carias Andino 1933-1948

Guatemala

Carlos Castillo Armas 1954-1957

México Porfirio Díaz 1876; 1877-1880; 1844-1911

Cuba Fidel Castro 1959-

Haití Francois Duvalier 1957-1971

Rep. Dom.

Rafael Leonidas Trujillo

1930-1938; 1942-1952 (1930-1961)

Rep. Dom. Ulises Heureaux 1882-1884; 1886-1899

Augusto Pinochet

Augusto Pinochet Ugarte (1915- ), político y militar chileno,jefe del Estado (1973-1990). Nació en Santiago y estudió enla Academia Militar de Chile. Tras sucesivos y constantesascensos de graduación, fue nombrado general de brigadadurante el gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970). Alinicio de la época presidencial de Salvador Allende, que diocomienzo en 1970, desempeñó el cargo de comandante de laguarnición de Santiago, y en 1972 se le designó comandante enjefe del Ejército. Protagonizó el golpe de Estado deseptiembre de 1973, apoyado desde Estados Unidos, que culminócon el derrocamiento y la muerte de Allende. Como jefe de laJunta de Gobierno, pronto limitó la actividad política y surégimen de represión y autoritarismo fue condenado por laComisión de Derechos Humanos de la Organización de lasNaciones Unidas (ONU), en 1977.

Aparicio Méndez

Aparicio Méndez (1904- ), jurista y político uruguayo,presidente de la República (1976-1981). Nació en Rivera en1904. Militó en el Partido Nacional (Blanco), en su alaconservadora. Fue ministro de Salud Pública entre 1961 y1964. Fue puesto en la presidencia por el Consejo de laNación y gobernó como un simple instrumento de los militares.Durante su mandato se violaron los derechos humanos y hubomiles de encarcelados, desaparecidos y exiliados. La JuntaMilitar presentó un proyecto de constitución que no fueaprobado en referéndum. En septiembre de 1981 le sucedió elgeneral Gregorio Álvarez.

Alfredo Stroessner

Alfredo Stroessner (1912- ), militar y político paraguayo,jefe del Estado (1954-1989). Nació en Encarnación y estudióen la Academia Militar de Asunción. Se distinguió en laguerra del Chaco (1932-1935) y posteriormente fue ascendiendo

hasta alcanzar el grado de comandante en jefe de las FuerzasArmadas, en 1951. En 1954 derrocó al presidente FedericoChávez Careaga en un golpe militar y asumió la presidenciatras unas elecciones, en las que era el único candidato.Utilizando el apoyo del Partido Colorado y del Ejército,logró hacerse con el control del país, suprimió por la fuerzaa la oposición y abolió la libertad de prensa; durante sumandato, dictadores derrocados y antiguos miembros delPartido Nacionalsocialista (nazi) alemán encontraron refugioen el país. A pesar de apoyar a los grandes terratenientes ylos intereses comerciales internacionales, Stroessner utilizóla ayuda extranjera para estabilizar la moneda, reducir lainflación y crear escuelas, carreteras, hospitales ycentrales hidroeléctricas. Se mantuvo en la presidencia desde1954, promulgando una nueva Constitución en 1967 y reformandoésta en 1977 para crear dispositivos legales que permitieranla prolongación de su mandato, hasta que fue derrocado en1989 por un golpe militar dirigido por el general AndrésRodríguez, después del cual se exilió en Brasil.

Hugo Banzer

Hugo Banzer (1921-2002), militar y político boliviano,presidente de la República (1971-1978; 1997-2001). Nació enSanta Cruz. Fue ministro de Educación durante la dictadura deRené Barrientos (1966-1969) y director de la Academia Militardesde 1969 hasta 1971, año en que encabezó el golpe quederribó al general Juan José Torres. Banzer, con el apoyo delMovimiento Nacionalista Revolucionario, la FalangeSocialista, Estados Unidos, Brasil y Chile, dirigió Boliviacon puño de hierro. En 1974, reprimió duramente un broterevolucionario en Cochabamba, y, un año después, declaróilegales los partidos políticos y las organizacionessindicales. Derribado por un golpe militar en 1978, continuóal frente de la Acción Democrática Nacionalista (ADN) y

obtuvo el 18% de los votos en las elecciones de 1980. En 1985y 1989 fracasó en su intento de volver al poder, aunque supartido participó en los gobiernos de Víctor Paz Estenssoro yJaime Paz Zamora. El 1 de junio de 1997, Hugo Banzer vencióen las elecciones presidenciales, al frente de su partido, elconservador ADN, derrotando, entre otros, al ex presidentePaz Zamora, el cual le devolvió el apoyo prestado en 1989para que Banzer obtuviera la definitiva investidurapresidencial en agosto, a la que accedió tras lograr 115votos (de un total de 154 posibles) de los senadores ydiputados bolivianos.

En junio de 1999 sustituyó a la mitad de los miembros de sugobierno, tras un grave escándalo de corrupción. Decretó elestado de sitio el 8 de abril de 2000, con el objeto dedetener la oleada de protestas que tenían lugar enCochabamba, pero no pudo contener con esa medida un violentoestallido social causado por la extrema pobreza delcampesinado indígena hasta que firmó seis días después conlos representantes sindicales de éstos una serie de acuerdos.El día 20 de ese mes, cuatro días antes de que los miembrosde su gobierno presentaran en pleno la dimisión, Banzersuspendió el estado de sitio. Nombró un nuevo gabinete el 25de abril, pero el 19 de octubre, de nuevo, su gobiernodimitió en bloque tras la grave crisis social vivida desdeseptiembre. Ésta estuvo caracterizada por huelgas, cortes decarreteras y enfrentamientos con fuerzas militares(principalmente en los departamentos de La Paz, Cochabamba ySanta Cruz) y unió a indígenas y determinados sindicatos,defensores del derecho de los campesinos a cultivar coca ycontrarios a su erradicación, toda vez que los productosalternativos financiados por el gobierno eran escasamenterentables.

Aquejado de cáncer de pulmón, el 6 de agosto de 2001 renuncióante el Congreso a la presidencia (todavía le restaba un añode mandato), que traspasó (en virtud del ordenconstitucional) al que hasta entonces había sido suvicepresidente (y presidente en funciones desde hacía un mes,mientras él era tratado en Estados Unidos), Jorge Quiroga.Falleció el 5 de mayo de 2002 en Santa Cruz.

Juan Velasco Alvarado

Juan Velasco Alvarado (1909-1977), militar y políticoperuano, presidente de la República como jefe de la JuntaMilitar Revolucionaria (1968-1975). Nacido en Piura, fueagregado militar en Francia, inspector general del Ejército ypresidente de la Junta de jefes de Estado Mayor. En 1968dirigió el golpe de Estado que derrocó al presidente FernandoBelaúnde Terry (1963-1968) y presidió la Junta MilitarRevolucionaria. Bajo su mandato, se promulgaron leyes dereforma agraria y educativa, se nacionalizaron los recursoseconómicos básicos del país, se logró el control directo delEstado sobre las telecomunicaciones y se intentó frenar lainfluencia económica de Estados Unidos. Desde 1972, sugobierno hizo frente a una oleada de huelgas y movimientosestudiantiles propiciados tanto por la derecha como por laizquierda. En 1975 fue depuesto por un golpe de Estado.Falleció en 1977 en Lima.

Humberto Branco

Humberto Castelo Branco (1900-1967), militar y políticobrasileño, presidente de la República (1964-1967). Nació enel estado de Ceará. Militar profesional, ejerció cargos derelieve en la carrera, participando también de la FuerzaExpedicionaria Brasileña que combatió en Italia, junto a losaliados, durante la II Guerra Mundial. En 1964, fue uno delos líderes del movimiento que derrocó al presidente João

Goulart, acusado de desarrollar una política de tintesizquierdistas que pretendía instaurar en el país unarepública sindicalista. Elegido presidente de la Repúblicapor el Congreso en abril de 1964, su gobierno se caracterizópor una política deflacionista, que llevaron a cabo losministros Otávio Gouvéia de Bulhães y Roberto Campos, con elobjetivo de equilibrar las finanzas públicas y crear lascondiciones para la recuperación del crecimiento económico.Fue creado un fondo de garantía de tiempo de servicio paratodos los trabajadores del país, mediante recaudación deéstos y de los empleadores, con el objetivo de consolidar elahorro e invertir en la construcción de viviendas. En elplano político, retiró por diez años los derechos políticosde diversos líderes partidarios ligados a la situaciónanterior; anuló los partidos existentes; instauró elbipartidismo, con la formación de la Alianza RenovadoraNacional y el Movimiento Democrático Brasileño y promulgó unanueva Constitución que reforzó la autoridad del poder centraly del presidente de la República.

Gustavo Rojas Pinilla

Gustavo Rojas Pinilla (1900-1975), militar y políticocolombiano, presidente de la República (1953-1957). Nació enTunja (Boyacá). Estudió en la Escuela Militar de Cadetes deBogotá. Al mando de las Fuerzas Armadas dirigió el golpe deEstado contra el presidente interino Roberto UrdanetaArbeláez (que sustituía a Laureano Gómez desde 1951) y fueproclamado presidente de la República. Durante su mandato seprodujeron abundantes disturbios, reprimidos con dureza, secerraron periódicos, creció la deuda, aumentó la corrupción yse realizaron importantes obras públicas. Fue derrocado porun levantamiento popular en 1957 y se exilió. Regresó un añodespués y fue condenado a la pérdida de sus derechos

políticos y de su rango militar, pero quedó rehabilitado en1967. Fundó el partido ultraderechista Alianza NacionalPopular (ANAPO) en 1965 y estuvo a punto de ganar laselecciones de 1970. Sus numerosos seguidores no aceptaron elresultado electoral y hubo que proclamar el estado de sitio.Murió en 1975 en Melgar.

José Antonio Páez

José Antonio Páez (1790-1873), militar y político venezolano,primer presidente de la República (1830-1835; 1839-1843;1861-1863), uno de los más destacados próceres de laemancipación de América Latina, considerado asimismo entrelos principales representantes del caudillismo americano.

En 1830, después de la disolución de la República de la GranColombia, Venezuela promulgó su propia Constitución y Páez seconvirtió el 24 de marzo de ese año en el primer presidentede la República, cargo que ejerció hasta el 6 de febrero de1835, cuando fue sucedido de forma interina por AndrésNarvarte, antecesor a su vez de José María Vargas. Años mástarde resultó elegido para suceder a Carlos Soublette ydesempeñar un nuevo mandato que cubrió el periodotranscurrido entre el 1 de febrero de 1839 y el 28 de enerode 1843. Durante sus dos primeras presidencias fomentó laagricultura, la artesanía, la inmigración y la educación (en1832 secularizó la que habría de ser llamada Universidad delos Andes y en 1833 fundó la institución que sería elantecedente de la Universidad de Carabobo), en 1841 creó elBanco Nacional y un año después trasladó los restos deBolívar desde Santa Marta hasta Caracas.

En 1848 se levantó en armas contra el presidente liberal JoséTadeo Monagas, a quien había ayudado a llegar al poder, y fuederrotado. Invadió el país al año siguiente, pero de nuevoresultó vencido, para acabar siendo detenido y más tarde

desterrado. Se le rindieron homenajes en varias localidadesde Estados Unidos, en México, e incluso en ciudades europeascomo París y Munich.

En 1861 regresó a Venezuela y, tras ser nombrado jefe delEjército en abril de ese año, cuatro meses más tarde derrocóal presidente Pedro Gual y el 10 de septiembre de ese añoestableció un régimen dictatorial. Victoriosos losfederalistas, Páez firmó el Tratado de Coche en 1863 y, trasser sustituido en junio al frente del Estado venezolano porJuan Crisóstomo Falcón, marchó nuevamente a la ciudadestadounidense de Nueva York, donde ya había vivido durantesu anterior estancia en el extranjero. Desarrolló una granactividad y viajó por varios países sudamericanos. Murió enNueva York el 6 de mayo de 1873. Sus restos reposan en elPanteón Nacional de Caracas.

Manuel Antonio Noriega

Manuel Antonio Noriega (1934- ), militar, político y dictadorpanameño, al que un jurado de Estados Unidos declaró culpablede tráfico de drogas, crimen organizado y blanqueo de dinero.Nació en Ciudad de Panamá. Tras estudiar con una beca en laAcademia Militar de Chorrillos (Lima, Perú), Noriega regresóa Panamá y fue nombrado alférez de la Guardia Nacional.Gracias a su amistad con Omar Torrijos, ascendió rápidamentey fue nombrado jefe de los Servicios Secretos cuando Torrijostomó el poder en 1969. En dicho cargo, Noriega se convirtióen el hombre más temido del país. Tras la muerte de Torrijos,en un accidente aéreo ocurrido en 1981, se convirtió en jefedel Estado Mayor del general Dario Paredes, jefe de laGuardia Nacional. Tras sucederle en 1983, Noriega se ascendióa sí mismo al grado de general y se hizo con el controlefectivo del gobierno panameño.

En 1986, Noriega fue acusado de narcotráfico, blanqueo dedinero y de ser un agente doble de la CIA estadounidense y delos servicios secretos cubanos. También se sospechaba suposible implicación en el asesinato de uno de susadversarios, Hugo Spadáfora. Cuando respondió a lasacusaciones vulnerando las libertades y derechos civiles, en1987, el Senado de Estados Unidos instó al gobierno de Panamápara que le expulsara de su cargo e investigara susactividades. En 1988, fue procesado por un gran juradofederal de Florida acusado de infringir las leyes sobrecrimen organizado, estupefacientes y blanqueo de dinero. Endiciembre de 1989, fuerzas estadounidenses invadieron Panamáy le detuvieron, siendo trasladado a Florida para serjuzgado. El juicio comenzó en 1991 y la defensa de Noriega sebasó en su antigua relación con la CIA.

En abril de 1992, fue declarado culpable de ocho cargos detráfico de cocaína, crimen organizado y blanqueo de dinero;era la primera vez en la historia que Estados Unidos juzgabaa un jefe de Estado extranjero por cargos penales. Fuecondenado a dos penas concurrentes de 20 años, cinco penasconcurrentes de 15, y una de 5 —un total de 40 años deprisión.

Anastasio Somoza

Anastasio Somoza (1896-1956), militar y políticonicaragüense, presidente de la República (1937-1947; 1950-1956), que formó una dinastía de dictadores, los cuales, conel apoyo de Estados Unidos, gobernaron el país durante 43años, a veces a través de presidentes propicios designadospor ellos. Nació en San Marcos y estudió en Estados Unidos.Tras entrar en el mundo de la política, se convirtió en unimportante miembro del Partido Liberal, pero su verdaderabase de poder fue la Guardia Nacional, adiestrada porasesores militares estadounidenses y creada en la década de

1920, que dirigió a partir de 1933 y desde donde provocó elasesinato del líder guerrillero Augusto César Sandino. Tomóel poder en 1937, y durante los siguientes 20 años gobernó elpaís de forma dictatorial, aunque creó presidencias ficticiasde tres años de duración. Al mismo tiempo que contaba con laGuardia Nacional para mantenerse en el poder, distribuyópuestos gubernativos entre la oposición conservadora. Somozaamasó una enorme fortuna personal, pero no fue insensible alprogreso social y económico, e incrementó en gran medida lasexportaciones de Nicaragua. Tras ser asesinado en 1956, lesucedió su hijo mayor, Luis Somoza Debayle. Su otro hijo,Anastasio Somoza Debayle, también ocupó la presidencia de laRepública ejerciendo una cruel dictadura.

Tiburcio Carias Andino

Tiburcio Carías Andino (1876-1969), político y militarhondureño, presidente de la República (1933-1948). Nacido enTegucigalpa, se doctoró en derecho por la Universidad Centralde Honduras. Participó en las revoluciones de 1893 y 1894,así como en la guerra de 1907 contra Nicaragua. Militó en elPartido Liberal hasta que en 1903 fundó el Partido Nacional,de tendencia conservadora. Fue elegido presidente en 1933 yse mantuvo en el poder hasta 1948. Durante su presidenciaHonduras vivió un período de estabilidad política, en partepropiciado por las compañías bananeras. En 1963 abandonó elPartido Nacional para fundar el Partido Progresista, que fuedeclarado ilegal. Murió en 1969 en Tegucigalpa.

Carlos Castillo Armas

Carlos Castillo Armas (1914-1957), político guatemalteco,presidente de la República (1954-1957). Nacido en Santa LuciaCotzumalguapa (departamento de Escuintla) ingresó en laAcademia Militar de la que posteriormente fue director. Enlas elecciones presidenciales de 1950 se presentó como

oponente de Jacobo Arbenz Guzmán. En 1954, tras unainsurrección armada, derrocó a Arbenz (1951-1954) y se hizocon el poder. Durante su mandato desencadenó una fuertecampaña anticomunista, prohibió los partidos políticos,comités agrarios y sindicatos y anuló todas las reformas dela década revolucionaria (1944-1954), incluida laConstitución de 1945. Condujo al país a una etapa deviolencia política. En 1957 fue asesinado en los pasillos delpalacio presidencial por un soldado de su guardia.

Porfirio Díaz

Porfirio Díaz (1830-1915), militar y político mexicano,presidente de la República (1876; 1877-1880; 1884-1911), sudilatado ejercicio del poder ha dado nombre a un periodo dela historia de México conocido como porfiriato.

En 1876 protagonizó una prolongada serie de accionesmilitares que, iniciadas con la proclamación del Plan deTuxtepec, acabaron con el derrocamiento del presidenteSebastián Lerdo de Tejada, y él mismo asumió la presidenciade la República el 23 de noviembre de ese año. Un mes mástarde abandonó momentáneamente el cargo, nombrando a JuanMéndez de forma interina, para combatir a José MaríaIglesias, quien, a su vez, se había erigido en presidente dela República en la ciudad de Salamanca. En febrero de 1877recuperó el cargo de jefe de Estado de manos de Méndez y fueelegido por vez primera presidente poco después.

Según la Constitución mexicana, Díaz no podía permanecer enla presidencia durante dos mandatos consecutivos, por lo quetuvo que renunciar en 1880 aunque continuó brevemente en elgobierno de su sucesor, Manuel González, como secretario(ministro) de Fomento (diciembre de 1880-mayo de 1881); yentre 1881 y 1883 desempeñó el cargo de gobernador del estadode Oaxaca. Fue reelegido presidente de la República en 1884 y

consiguió la aprobación de una enmienda a la Constitución quepermitía la sucesión de mandatos presidenciales,permaneciendo en el poder hasta 1911, luego de ser elegido denuevo en 1888, 1892, 1896, 1900, 1904 y 1910.

Su régimen estuvo marcado por logros importantes, perotambién por un gobierno severo. Durante el mandato de Díaz,la economía de México se estabilizó y el país experimentó undesarrollo económico sin precedentes: se invirtió capitalextranjero (sobre todo estadounidense) en la explotación delos recursos mineros del país; la industria minera, la textily otras experimentaron una gran expansión; se construyeronvías férreas y líneas telegráficas; y el comercio exterioraumentó aproximadamente en un 300%. Muchos de los méritos delbuen estado de la administración financiera pública cabríaatribuírselos a quien desde 1893 fuera secretario deHacienda, José Ives Limantour.

Entre las personalidades que ocuparon destacados cargos ensus gabinetes cabe mencionar asimismo a Ramón Corral, quedesde 1903 desempeñó el cargo de secretario de Gobernación, ya partir de 1904 se convirtió en vicepresidente de laRepública, funciones ambas que ejerció hasta 1911; a JustoSierra, secretario de Instrucción Pública y Bellas Artesentre 1905 y 1911, fundador de la Universidad NacionalAutónoma de México (UNAM); al suegro de Díaz, Manuel RomeroRubio, secretario de Fomento desde 1884 hasta 1895; a MatíasRomero, secretario de Hacienda en dos ocasiones (1877-1879 y1892-1893); o al general Bernardo Reyes, secretario de Guerray Marina entre 1900 y 1902.

Por otra parte, durante el porfiriato, los inversoresextranjeros agotaron gran parte de la riqueza del país, casitodos los antiguos terrenos comunales (ejidos) de losindígenas pasaron a manos de un pequeño grupo deterratenientes y se extendió la pobreza y el analfabetismo.

Las manifestaciones del descontento social fueron reprimidaspor Díaz con mano de hierro, como muestra su actuación en lashuelgas que tuvieron lugar en 1906 y 1907 en la localidadminera sonorense de Cananea y en la zona industrialveracruzana de Río Blanco.

En 1876 protagonizó una prolongada serie de accionesmilitares que, iniciadas con la proclamación del Plan deTuxtepec, acabaron con el derrocamiento del presidenteSebastián Lerdo de Tejada, y él mismo asumió la presidenciade la República el 23 de noviembre de ese año. Un mes mástarde abandonó momentáneamente el cargo, nombrando a JuanMéndez de forma interina, para combatir a José MaríaIglesias, quien, a su vez, se había erigido en presidente dela República en la ciudad de Salamanca. En febrero de 1877recuperó el cargo de jefe de Estado de manos de Méndez y fueelegido por vez primera presidente poco después.

Según la Constitución mexicana, Díaz no podía permanecer enla presidencia durante dos mandatos consecutivos, por lo quetuvo que renunciar en 1880 aunque continuó brevemente en elgobierno de su sucesor, Manuel González, como secretario(ministro) de Fomento (diciembre de 1880-mayo de 1881); yentre 1881 y 1883 desempeñó el cargo de gobernador del estadode Oaxaca. Fue reelegido presidente de la República en 1884 yconsiguió la aprobación de una enmienda a la Constitución quepermitía la sucesión de mandatos presidenciales,permaneciendo en el poder hasta 1911, luego de ser elegido denuevo en 1888, 1892, 1896, 1900, 1904 y 1910.

Su régimen estuvo marcado por logros importantes, perotambién por un gobierno severo. Durante el mandato de Díaz,la economía de México se estabilizó y el país experimentó undesarrollo económico sin precedentes: se invirtió capitalextranjero (sobre todo estadounidense) en la explotación delos recursos mineros del país; la industria minera, la textil

y otras experimentaron una gran expansión; se construyeronvías férreas y líneas telegráficas; y el comercio exterioraumentó aproximadamente en un 300%. Muchos de los méritos delbuen estado de la administración financiera pública cabríaatribuírselos a quien desde 1893 fuera secretario deHacienda, José Ives Limantour.

Entre las personalidades que ocuparon destacados cargos ensus gabinetes cabe mencionar asimismo a Ramón Corral, quedesde 1903 desempeñó el cargo de secretario de Gobernación, ya partir de 1904 se convirtió en vicepresidente de laRepública, funciones ambas que ejerció hasta 1911; a JustoSierra, secretario de Instrucción Pública y Bellas Artesentre 1905 y 1911, fundador de la Universidad NacionalAutónoma de México (UNAM); al suegro de Díaz, Manuel RomeroRubio, secretario de Fomento desde 1884 hasta 1895; a MatíasRomero, secretario de Hacienda en dos ocasiones (1877-1879 y1892-1893); o al general Bernardo Reyes, secretario de Guerray Marina entre 1900 y 1902.

Por otra parte, durante el porfiriato, los inversoresextranjeros agotaron gran parte de la riqueza del país, casitodos los antiguos terrenos comunales (ejidos) de losindígenas pasaron a manos de un pequeño grupo deterratenientes y se extendió la pobreza y el analfabetismo.Las manifestaciones del descontento social fueron reprimidaspor Díaz con mano de hierro, como muestra su actuación en lashuelgas que tuvieron lugar en 1906 y 1907 en la localidadminera sonorense de Cananea y en la zona industrialveracruzana de Río Blanco.

Fidel Castro

Fidel Castro (1927- ), político cubano, principal dirigentede la República desde 1959, artífice de la Revolución Cubana

y uno de los más destacados líderes de Latinoamérica durantela segunda mitad del siglo XX.

Fracasado su intento de establecer relaciones diplomáticas ocomerciales con Estados Unidos, negoció acuerdos sobrearmamento, créditos y alimentos con la Unión de RepúblicasSocialistas Soviéticas (URSS), y llevó a cabo la depuraciónde sus rivales políticos. Nacionalizó los recursos cubanos,afrontó una profunda reforma agraria basada en lacolectivización de propiedades y estableció un Estadosocialista de partido único (el Partido Unido de laRevolución Socialista, que en 1965 pasaría a denominarsePartido Comunista Cubano y cuya secretaría general asumiríael propio Castro), que llevó a un gran número de cubanosricos al exilio. Estados Unidos vio con disgusto cómo elnuevo régimen embargaba las empresas de titularidadestadounidense, y en 1960 anuló los acuerdos comerciales quemantenía, a lo que Castro respondió en septiembre de ese añocon la Primera declaración de La Habana, reafirmando lasoberanía cubana frente al imperialismo estadounidense. Ungrupo de exiliados cubanos recibió el respaldo del gobiernode Estados Unidos, en un infructuoso intento por derrocarloque tuvo lugar en abril de 1961 y pasó a ser conocido como eldesembarco de bahía de Cochinos.

Desde ese momento, Castro se alineó abiertamente con la URSS,dependiendo cada vez más de su ayuda económica y militar. En1962, estuvo a punto de producirse una guerra nuclear, cuandola URSS situó en Cuba cabezas nucleares de alcance medio,ante la oposición estadounidense. La llamada crisis de losmisiles de Cuba concluyó tras la celebración de negociacionesentre el presidente estadounidense, John Fitzgerald Kennedy,y el máximo dirigente soviético, Nikita Jruschov.

Durante las siguientes décadas, Castro alcanzó granreconocimiento entre los países miembros del Tercer Mundo,

gracias a su liderazgo de la Organización de Países No-Alineados (que presidió desde 1979 hasta 1981). A finales dela década de 1980, cuando la URSS inició sus procesos deglasnost (en ruso, `apertura') y perestroika (en ruso,`reestructuración'), bajo el gobierno de Mijaíl Gorbachov,Castro mantuvo la aplicación del régimen marxista-leninistaque había instaurado a principios de la década de 1960. Sinembargo, con el inicio del proceso de desintegración de laURSS y del COMECON (Consejo de Ayuda Mutua Económica) en1990, los problemas económicos de Cuba empeoraron. En 1993,en un intento por alcanzar una economía mixta, Castro aprobóreformas económicas limitadas que legalizaron algunasempresas privadas.

En 1996, el Congreso de Estados Unidos aprobó la denominadaLey Helms-Burton, que articulaba legalmente el boicoteoeconómico a Cuba, al pretender penalizar a las empresas quemantuvieran relaciones comerciales con otras radicadas en laisla. Por su parte, la Unión Europea (UE), en claraoposición, presentó una serie de medidas aprobadas por losministros de Asuntos Exteriores de los países miembros paraneutralizar los efectos de la Ley Helms-Burton.

Durante su intervención en el V Congreso del PartidoComunista Cubano (octubre de 1997), Castro reafirmó la ideade que Cuba no se dirigiría hacia el capitalismo, lamentandolas aperturas que su gobierno hubo de consentir debido a lacaída de los principales regímenes comunistas. En febrero de1998, poco después de una visita histórica del papa JuanPablo II a la isla, resultó reelegido nuevamente por laAsamblea Nacional del Poder Popular como presidente de laRepública, por otro mandato de cinco años.

El socialismo y las conquistas de la revolución, cada vez másacosadas por las amenazas y el bloqueo estadounidenses,permanecieron como referencias ineludibles del propio Castroen su discurso de clausura de la constitución de la cámaraque le había elegido, en el cual volvió a reiterar que nohabría transición al capitalismo en Cuba. De otro lado, elgobierno del presidente estadounidense Bill Clinton decidió,a finales de marzo, suavizar su embargo sobre la isla. Enoctubre de 2000 selló con Venezuela un acuerdo integral decooperación que incluía la compra de petróleo venezolano encondiciones de preferencia; este hecho se produjo en el marcode las buenas relaciones establecidas entre el régimencastrista y el del presidente venezolano Hugo Chávez.

Francois Duvalier

Papa Doc (François Duvalier) (1907-1971), médico (de ahí susobrenombre, Papa Doc) y dictador de Haití (1957-1971), nacióen Puerto Príncipe y se graduó por la facultad de medicina dela Universidad de Haití. Desde 1934 hasta 1946 Duvalierdesarrolló su actividad médica, especializándose en eltratamiento de enfermedades tropicales y se integró en unacampaña contra el paludismo que realizaba en Haití una misiónsanitaria estadounidense. Desde 1946 hasta 1950 fue directorgeneral del Servicio Nacional de Salud Pública y secretariode Trabajo. A partir de 1950 Duvalier renunció a sus cargos ydirigió la resistencia contra el presidente Paul EugèneMagloire, y el 25 de septiembre de 1957 fue elegidopresidente por sufragio universal, tras haber tenido queexiliarse el año anterior. Sin embargo, al año de sernombrado suspendió todas las garantías constitucionales y en1964 se autoproclamó presidente vitalicio. Su régimendictatorial instigó purgas militares y gubernamentales,ejecuciones masivas y la institución de toques de queda, todoello aplicado por los terribles tontons macoutes, cuerpo

policial y organización de espionaje. Mientras tanto, laeconomía de Haití se redujo de modo severo.

En enero de 1971, la Asamblea enmendó la Constituciónpermitiendo que Duvalier nombrara a su hijo, Jean-ClaudeDuvalier, como su sucesor. El joven Duvalier asumió lapresidencia de Haití a la muerte de su padre. Después de tresmeses de levantamiento popular contra la represión política yeconómica del gobierno, a comienzos de 1986 fue depuesto yobligado a exiliarse en Francia.

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leónidas Trujillo (1891-1961), militar y políticodominicano, presidente de la República (1930-1938; 1942-1952)y verdadero jefe del Estado desde 1930 hasta 1961, aunque aveces la presidencia fuera ocupada por sus colaboradores.Nació en San Cristóbal. Fue teniente de la Guardia Nacional(1918-1921), cuando la República Dominicana se hallaba bajola ocupación militar de Estados Unidos, y en 1925 ascendió acomandante en jefe de dicho cuerpo. En 1930 tomó el poder,tras el golpe militar que depuso al presidente HoracioVázquez.

Al año siguiente, Trujillo organizó el Partido Dominicano,que controló la vida política dominicana durante las tresdécadas siguientes.

En ese tiempo, Trujillo fue dictador absoluto, con el títulode generalísimo del Ejército; fue presidente desde 1930 hasta1938 y desde 1942 hasta 1952, y Ministro de AsuntosExteriores desde 1953 hasta 1961, y durante otros periodos,el poder fue ocupado por familiares o políticos afines a supersona: Jacinto Bienvenido Peynado (1938-1940), Manuel JesúsTroncoso de la Concha (1940-1942) y su propio hermano HéctorBienvenido Trujillo (1952-1960). Aunque el régimen deTrujillo aportó estabilidad económica al país, utilizó

medidas autoritarias para alcanzar el progreso material, yabolió la oposición política por la fuerza.

Trujillo fomentó las relaciones diplomáticas y económicas conEstados Unidos, pero, con frecuencia, se alejó con supolítica de los demás países latinoamericanos. En 1937,temiendo posibles infiltraciones desde Haití, envió tropasdominicanas a la frontera, donde fueron asesinados entre10.000 y 15.000 haitianos. En 1960, su régimen fue censuradopor la Organización de Estados Americanos (OEA), y le fueronimpuestas sanciones económicas. Tras perder el apoyo delejército, Trujillo fue asesinado el 30 de mayo de 1961 por ungrupo de militares.

Ulises Heureaux

Ulises Heureaux (1845-1899), militar y político dominicano,presidente de la República (1882-1884; 1886-1889). Nació enCap-Haïtien (en la actualidad, Haití). Educado entrecampesinos haitianos, intervino en la guerra de independenciacontra España (1865). Fue ministro de la Guerra y más tardedel Interior. En 1882 fue elegido presidente de la Repúblicay, durante este primer mandato hasta 1884, gobernó conforme ala Constitución. En su segundo mandato, desde las eleccionesde 1886 hasta 1899, se enfrentó a la rebelión de su oponenteCasimiro Nemesio de Moya e instaló un régimen de gobiernofuertemente dictatorial. Suprimió el sufragio universal, laadministración se corrompió y arruinó económicamente al país.En 1889 murió asesinado en la ciudad de Moca, en unaconspiración organizada por sus enemigos.

Las perspectivas del avance democrático en América latina

La opción entre democracia y sus alternativas ha sido un eje central de los conflictos políticos en Latinoamérica desde los comienzos del siglo XX. Un preludio indispensable de estos conflictos fue el proceso de formación del Estado, que ocupó el centro de la escena de la vida política luego de la consecución de la independencia de los países latinoamericanos hace aproximadamente 200 años. Pero, en la medida que el proceso de formación del Estado generó un centro de poder político reconocido y por lo tanto una semblanza del orden político, la lucha entre fuerzas a favor y en contra de someter el poder político al control democrático ganó centralidad.

La historia de la lucha por la democracia en América Latina es relativamente extensa y variada. Las muestras más palpables de esta lucha fueron las olas de democratización y des democratización, esto es, las fluctuaciones hacia y desdela democracia, que barrieron la región luego de la Segunda Guerra Mundial, y que involucraron un período largo de autoritarismo duro en las décadas de 1960 y 1970 y las transiciones hacia la democracia en las décadas de 1980 y 1990.

A partir de entonces, se abrió una nueva y extremadamente positiva fase en la vida política de la región. Los temores de una vuelta al autoritarismo resultaron ser injustificados y gradualmente la democracia asumió el estatus de norma regional. En efecto, un hecho inequívoco en la política latinoamericana en el siglo XXI es que nunca antes tantos países de la región habían sido democráticos por tan largo tiempo.

Sería un error, no obstante, asumir que la lucha por la democracia puede ser tomada como un asunto concluido. Los análisis de la política en América Latina en el siglo XXI pueden legítimamente abordar el funcionamiento de la

democracia, como ha sido habitual en el estudio de las democracias establecidas en los países ricos.

Pero la política contemporánea en América Latina no puede ser reducida a conflictos que se encauzan en su totalidad dentro de las reglas institucionales de la democracia, como si los conflictos en torno a esas reglas hubieran dejado de ser relevantes. Más bien, como insisten observadores agudos de la actualidad política de América Latina, la lucha por la democracia continúa latente bajo la superficie y ocasionalmente estalla en conflictos políticos abiertos. En otras palabras, la historia de la democracia continúa desarrollándose.

Con el fin de evaluar qué hemos aprendido acerca de la democracia en América Latina y de orientar las investigaciones futuras, este artículo of rece una visión general de los estudios que se han ocupado de la lucha por lademocracia en América Latina. La primera sección sitúa el estudio de la política en América Latina dentro del campo másamplio de la política comparada, traza los orígenes de una agenda de investigación enfocada en los regímenes políticos yla democracia en América Latina, y resalta las características clave de esta agenda.

La política en los países de América Latina fue raramente estudiada en la política comparada, el campo académico dentrode la ciencia política dedicado al estudio de la política alrededor del mundo, durante el período fundacional de este campo en la primera parte del siglo XX. 

Esto puede verse claramente en las obras clásicas de la política comparada de los años 1920 y 1930, como lo son Democracias modernas de James Bryce , Teoría y práctica del gobiernomoderno de Hermán Finer , y Gobierno constitucional y política de Cari Friedrich . Estos textos se enfocaron invariablemente en los Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y Alemania, en

algunos casos con miradas de reojo hacia Canadá y Australia yuna referencia ocasional a Rusia.

Por el contrario, aun en el trabajo de Bryce, uno de los pocos autores establecidos que había viajado a América del Sur, los veinte países de América Latina eran objeto de un análisis muy breve estos países reciben atención en 21 páginas de una obra de 1.117 páginas que los presentaba esencialmente como casos contrastantes, es decir, como casos en que las condiciones para la democracia encontradas en los casos más conocidos estaban ausentes. Antes de la Segunda Guerra Mundial, el estudio de la política comparada era un asunto bastante parroquial.

El estatus del estudio de la política latinoamericana, y el alcance empírico de la política comparada, cambiaron considerablemente como resultado de la nueva literatura sobrela modernización y la dependencia en las décadas de 1950 y 1960. La literatura de la modernización incorporó a América Latina, así como a Asia y África, a los debates generales de política comparada. Y, en un quiebre aun más significativo con respecto de los patrones anteriores, el pensamiento sobreAmérica Latina durante este período comenzó a ser influenciado por autores que vivían en la región estos autores eran principalmente sociólogos, ya que en ese tiempo la ciencia política era prácticamente inexistente en América Latina que tenían un conocimiento más cercano de la política de América Latina que sus homólogos de EE.UU., y que desarrollaron una visión alternativa a la perspectiva de la política latinoamericana que ofrecía la literatura de la modernización.

Una tercera línea de investigación en la literatura sobre regímenes y democracia en América Latina, que tiene algunos vínculos con las dos anteriores, se centra en la naturaleza del proceso de desarrollo económico, rastrea el impacto del desarrollo económico sobre la estructura social, y luego conecta diferencias en la estructura social con las perspectivas de alcanzar y mantener la democracia.

La tesis central de esta literatura, sobre la cual hay un amplio grado de acuerdo, es que una clase específica de desarrollo económico, el desarrollo capitalista, está asociada con la democracia porque fomenta el fortalecimiento de las clases sociales que pueden ofrecer un contrapeso al Estado y que probablemente luchen por la representación política. En breve, el capitalismo es comúnmente considerado una condición necesaria, aunque no suficiente, de la democracia.

No obstante, ha habido un debate acerca de qué clases sociales, y qué configuraciones de clases, son más conducentes a la democracia.

Sucintamente, en cuanto al origen de la democracia, la visiónestándar de los teóricos de la modernización, avanzada tanto en análisis mundiales (Lipset, 1959a: 83,85) como en trabajossobre América Latina (Johnson 1958), es que el desarrollo capitalista promueve la democracia porque crea una clase media y porque la clase media es un promotor fundamental de la democracia. Además, los teóricos de la modernización han declarado que la clase obrera es la clase con las actitudes más extremistas y autoritarias; por lo tanto, estos teóricos sostienen que la democracia requiere de una clase media fuerte y una clase trabajadora débil. Pero otros argumentos han sido propuestos también.

A pesar de que Barrington Moore no incluyó América Latina en su análisis, su argumento de que el desarrollo capitalista conduce a la democracia en la medida en que lleva al empoderamiento de una burguesía urbana a expensas de la clasealta terrateniente, se convirtió en un punto de discusión en la literatura sobre los orígenes sociales de la democracia enAmérica Latina.

Añadieron una nueva perspectiva al debate con su argumento deque la democracia depende del empoderamiento de la clase obrera relativo a la burguesía.

Las teorías del desarrollo capitalista y las clases sociales no han sido sometidas al mismo grado de escrutinio a través de análisis cuantitativos como las tesis de la modernización sobre el nivel de desarrollo económico y la cultura cívica. Pero la investigación empírica sobre América Latina arroja algo de luz sobre la validez de estas teorías. La tesis general sobre la relación entre el capitalismo y la democracia ha recibido apoyo en el estudio de Touraine sobreAmérica Latina durante el período 1930-1980.

De hecho, elaborando una línea de análisis que se puede remontar a un libro clásico de la teoría de la dependencia, Touraine muestra que a pesar de que el desarrollo económico fue de naturaleza capitalista en las sociedades dependientes de América Latina, no fue dirigido por una burguesía nacional.

Y, como es de esperarse, las clases sociales fueron menos independientes del Estado, el impulso a la democracia fue másdébil, y las democracias que surgieron son mejor caracterizadas como democracias de masas que como democraciasrepresentativas.

Una quinta línea de investigación sobre regímenes y democracia en América Latina coloca de lleno la atención en los agentes de la política, es decir, los actores que participan en actividades políticas y toman decisiones políticas, y en las instituciones políticas diseñadas por losactores políticos y que, a su vez, facilitan y constriñen la acción política rutinaria.

Esta investigación, como la literatura sobre coyunturas críticas, se distingue de las teorías que ven las causas de

los regímenes y la democracia solamente en factores sociales,un elemento común en las hipótesis de la teoría de la modernización sobre el desarrollo económico, la cultura cívica y las clases sociales y reconoce la autonomía de la política.

Pero las teorías político-institucionales suelen ir más allá de la literatura sobre coyunturas críticas al poner un acentoen características de las élites políticas y la dinámica de la esfera política propiamente dicha.

La visión general de los estudios sobre regímenes y democracia en América Latina que presenta este artículo arroja un saldo muy positivo. Una vasta literatura ha abordado un tema político clave y dado pasos importantes. Ha contribuido a los debates teóricos, algunas veces a través decríticas a las teorías desarrolladas fuera de la región, otras veces mediante la propuesta de nuevas teorías.

Y ha contribuido a la comprobación empírica de teorías, a veces a través del estudio de los países latinoamericanos porsí mismos, otras veces a través del análisis de los países latinoamericanos junto con países de otras regiones. De hecho, desde la década de 1970 la agenda de investigación sobre regímenes y democracia en América Latina no solo ha generado muchos conocimientos sobre las realidades políticas latinoamericanas.

Además, ha ofrecido una perspectiva latinoamericana en contraposición a un mero punto de contraste para ideas formuladas en el contexto de las sociedades ricas sobre los debates convencionales dentro de la política comparada y ha ayudado a hacer de la política comparada una empresa genuinamente mundial.

Al mismo tiempo, algunos grandes desafíos quedan por resolveren el estudio de regímenes y democracia en América Latina. Laarticulación de forma explícita de estos desafíos y la confrontación directa de estos desafíos es clave. En efecto,

una agenda de investigación progresa solo en la medida en quehace frente a los desafíos nuevos que van surgiendo en el curso de la investigación. Pues, a modo de conclusión, ofrezco mi visión acerca de las fronteras de la investigaciónactual sobre la democracia en América Latina.

Un primer conjunto de desafíos se refieren a las preguntas viejas sobre los orígenes y la durabilidad de la democracia, definida en términos minimalistas, que han sido discutidas eneste artículo.

En cuanto a la teorización, es necesario seguir trabajando para formular teorías más claras, tanto en el sentido de especificar si se trata de explicar los orígenes y/o la durabilidad de la democracia, como de especificar si las teorías son complementarias o están en competencia. Relacionadamente, es necesario desarrollar teorías que no estén formuladas simplemente en términos de tal o cual variable, una forma de hacer teoría que está llevando a la postulación de un número cada vez mayor de las hipótesis posibles, y que en vez aborden de forma explícita cómo las diferentes variables interactúan y forman cadenas causales.

Un segundo conjunto de desafíos se refiere al estudio de los aspectos de la democracia que van más allá de las características utilizadas en las definiciones minimalistas de la democracia, es decir, la elección de los líderes nacionales en elecciones libres y justas. La investigación sobre la democracia en un sentido amplio, o lo que ha sido frecuentemente llamado la calidad de la democracia no fue tratado en este artículo por razones de espacio. Pero es pertinente concluir este artículo con unos comentarios brevesal respecto.

Una razón para tratar cuestiones pertinentes a la calidad de la democracia en una agenda de investigación sobre la democracia es que la democracia no es una cuestión que sólo tiene que ver con la forma de acceso a los altos cargos del gobierno. La política es, en esencia, una lucha sobre la dirección de la sociedad, y la democracia es, pues, un

sistema en el que el pueblo tiene voz y voto, a través de lasinstituciones políticas, en las decisiones acerca de quién debe ocupar cargos gubernamentales de alto nivel y también hacia dónde se dirige una sociedad. Por lo tanto, aunque sigue siendo importante insistir en que la democracia entendida de forma minimalista que, para evitar confusiones, debería llamarse democracia electoral apunta a un valor básico, también es imperativo no reducir el estudio de la democracia a la democracia electoral.

Otra razón para pensar sobre la democracia en términos más amplios es que el debate político sobre la democracia en América Latina ha planteado esta necesidad. Como se mencionó en la introducción, a pesar de que algunas de las más dramáticas luchas en el proceso de democratización en AméricaLatina se produjeron durante el siglo XX, sería un error suponer que la lucha por la democracia puede ser tomada como un asunto resuelto.

En efecto, la transformación de las democracias que los latinoamericanos y las latinoamericanas hoy tienen en democracias más completas, es decir, democracias dotadas de poder político y de un poder político sometido al control democrático, se perfila como el próximo gran reto político dela región.

Así, junto con una reconsideración de preguntas viejas, anclada en una concepción minimalista de la democracia, la investigación sobre regímenes y democracia en América Latina también debería abordar otros aspectos de la democracia, que abren toda una serie de preguntas nuevas que requieren un trabajo conceptual, teórico y empírico.

La historia de la democracia continúa desarrollándose. Y, continuando lo que se ha establecido como una tradición en elestudio de la política latinoamericana, los investigadores interesados en la política latinoamericana contemporánea deberían abocarse a la comprensión de la cuestión democráticadel siglo XXI y a la producción de conocimientos que en

alguna medida aporten al reto nuevo de democratizar la democracia.

Además de ser un punto de referencia estándar en los debates sobre regímenes y democracia en América Latina, la tesis de la modernización ha sido probablemente la hipótesis más sujeta a pruebas empíricas en la literatura cuantitativa. Estas pruebas tienen limitaciones importantes. Han utilizado simples medidas económicas como el PBI per cápita, que no capta el sentido más elaborado de desarrollo económico que ofrecen varios autores ni distingue entre las diversas fases del proceso de desarrollo.

Estas pruebas también son constreñidas debido a la disponibilidad limitada de datos sobre otras variables, por lo cual ignoran completamente argumentos sobre las decisionesestratégicas de los actores y la interacción entre estructuray agencia. No obstante, es interesante que estas pruebas han dado algún apoyo a los argumentos contrarios a la tesis de lamodernización que surgieron en los estudios sobre América Latina.

Las investigaciones realizadas por Przeworski que incluyen los casos latinoamericanos junto con el resto del mundo, han apoyado el argumento de que niveles más altos de desarrollo económico están asociados con un riesgo reducido de quiebre de la democracia pero no con una mayor propensión a una transición a la democracia). Y la investigación por Scott Mainwaring y Aníbal Pérez Liñán , centrada exclusivamente en América Latina, debilita aún más la tesis de la modernización. En efecto, la investigación de Mainwaring y Pérez-Liñán refuerza el hallazgo de Przeworski sobre la faltade un vínculo entre el desarrollo económico y las transiciones democráticas. Pero estos autores también encuentran) que, al menos en América Latina, niveles más altos de desarrollo económico están asociados con mayores perspectivas de un quiebre de la democracia y, por lo tanto, plantean la posibilidad de un excepcionalismo latinoamericano, esto es, de una divergencia entre las pautas

que se encuentran en el análisis de América Latina con respecto a los análisis a nivel mundial.

La investigación estadística sobre el tema todavía está en curso. Sin embargo, en las últimas cuatro décadas la tesis deLipset sobre las consecuencias políticas de la modernización económica ha sido debilitada por la investigación sobre América Latina.

http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2010000300001

http://www.rebelion.org/docs/146190.pdf

http://biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/collect/clacso/index/assoc/D784.dir/9capituloVII.pdf


Recommended